26 octubre 2011 | Empresas

Las Cámaras de Comercio presentan 76 propuestas anti crisis

Hoy hemos podido conocer las medidas propuestas por las Cámaras de Comercio para la mejora de la competitividad empresarial. Entre las 76 propuestas queremos destacar una de ella que nos ha llamado especialmente la atención dado a que parece algo impensable que en los momentos de crisis que estamos viviendo pudiesen darse casos de este tipo.

Ésta es la siguiente, todos aquellos parados que rechacen “dos o tres veces” una oferta de trabajo, perderán su prestación por desempleo. Lo cierto que deberíamos plantearnos la misma seriamente y por supuesto deberíamos de conocer la situación de cada caso en concreto. Pero en general, como os decíamos al principio parece impensable que esto pueda estar sucediendo concretamente en estos momentos tan delicados de la economía.

No obstante, cuando desde las Cámaras de Comercio se está proponiendo esta medida es porque realmente se está dando estos casos y no creemos que de forma esporádica.

Hasta el momento, la actual legislación considera una “infracción grave” el rechazo de “una oferta de empleo adecuada” y “negarse a participar en programas de empleo”, lo que supondría la pérdida de la prestación. No obstante, la imprecisión de los términos “oferta adecuada” implica que las sanciones apenas se apliquen.

Con la entrada en vigor de esta medida, se evitarían situaciones en las que el desempleado prefiere no trabajar y continuar cobrando el paro, consecuentemente engrosando las listas de parados, que como bien ha recordado el presidente de las Cámaras, Manuel Teruel, ya llega “a los cinco millones de desempleados”. Lo que lógicamente según éste no es nada viable, no puede ser que 13 millones de personas trabajen para los 47 millones que no lo hacen.

Otras de las peticiones de las Cámaras es la de “sanear la banca”, para que así banco y cajas puedan ofrecer facilidades de financiación a las empresas. Y mientras ese saneamiento no llega, piden que el “Estado” se asegure de que a las empresas les llega el dinero que necesitan para poder financiarse.

Entre éste dinero, según las Cámaras, debería de incluirse el que ayuntamientos y comunidades deben a sus proveedores, porque “no puede ser que la Administración sea el primer dilatador del pago a las empresas”.

Por último, las Cámaras también han planteado la necesidad de subir los tipos de IVA a cambio de que las cotizaciones sociales a la Seguridad Social que deben aportar los empresarios sean menores. Esta medida, iría unida a la reducción del Impuesto de Sociedades para las pymes.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario a este artículo: